Top Escritores


Popular Content

Showing content with the highest reputation since 29/05/17 en toda la comunidad

  1. 4 puntos
    Una de las primeras cosas imprescindibles para todos los viajeros es conseguir los vuelos más baratos. Los precios de las aerolíneas no tienen mucha lógica para nosotros los mortales. Pero algo es seguro: en temporada alta, fines de semana y mejores horarios los precios incrementan. Así que el primer paso es tener flexibilidad de fechas y horarios. Si conocemos nuestro destino lo mejor es investigar qué aerolíneas gestionan esa ruta y verificar sus precios directamente en sus sitios web. Los buscadores como Skysanner funcionan. Pero hay que tener cuidado, porque algunos suelen mostrar los precios sin impuestos (que finalmente puede parecer un 40% menos costoso que en la realidad). Hay que revisar los precios todos los días de ser posible. Para mi vuelo México-París pasé 15 días entrando al sitio web de AirFrance, hasta que de repente el precio para mis fechas bajó de $1 200 a $800 USD viaje redondo. Otro tip es mirar los precios desde diferentes computadoras o móviles de vez en cuando. Muchas aerolíneas detectan nuestras direcciones IP y no nos dejan ver los precios más bajos si saben que estamos interesados en un vuelo específico. Debemos también buscar desde y hacia todos los aeropuertos posibles que estén próximos a nuestro destino. Viajar a España, por ejemplo, es más barato desde Cancún que desde la Ciudad de México gracias a aerolíneas como Wamosair. Para los amantes de la aventura existen buscadores aleatorios, donde elegimos nuestro aeropuerto de salida y la aplicación nos dirá cuál es el destino más barato según la fecha. Así que si sabemos nuestras fechas disponibles de vacaciones, por ejemplo, podremos mirar a dónde nos saldría más barato volar. Ejemplos de estos sitios son Drungli.com y Kiwi.com. Por último hay que tener siempre en cuenta las aerolíneas lowcost, muy de moda actualmente. ¿Cuál es su secreto? Que no nos dan todos los servicios como el resto de las compañías. Cobran por cada elemento "extra": comida, equipaje documentado, impresión del billete, reservación... ¡Pero cuidado! Muchas de estas aerolíneas son baratas porque no pagan los mismos impuestos elevados. Por eso muchas veces utilizan aeropuertos de segunda mano, usualmente más lejos de las ciudades. Es el caso de Ryanair en Europa. Así que aunque encontremos un vuelo Madrid-París por 16 euros siempre hay que verificar de qué aeropuerto de París se trata. Si es uno a 60 km de la ciudad nos saldrá más caro el transporte a París que si hubiéramos viajado con otra aerolínea. Recomendaciones de compañías lowcost en Europa: Ryanair, Easyjet, Wizzair, Vueling, Transavia.
  2. 3 puntos
    Viena es la capital de Austria, una ciudad donde reina la tradición imperial y que también deslumbra por su creatividad actual. Un poco más de un millón y medio de habitantes viven en la capital austriaca y una gran cantidad de turistas la visitan cada año por su imponente oferta cultural, su gran cantidad de sitios de interés y además de los cafés. Las tabernas austriacas se suman también a fama y popularidad al lugar. Imperdibles de Viena Si de sitios imponentes se trata, no se puede dejar de visitar el Palacio de Schönbrunn, una antigua residencia de verano del emperador muy llamativa por su parque y glorieta. Otros palacios que merecen una visita son el Palacio de Balverde de estilo barroco, en la actualidad funciona la Galería de Austria donde se pueden ver importantes colecciones de Klimt entre otros artistas. Se suman a la lista de lugares a visitar la Catedral de San Esteban ubicada en el caso histórico. Viena tiene varios museos como el Museo de Bellas Artes con importantes colecciones. Si el plan es conocer museos, no puede faltar una recorrida por el famoso Barrio de los Museos donde además de ver obras antiguas también pueden verse obras de arte moderno. La capital de Austria es llamada internacional mente como la Ciudad de la Música ya que importantes compositores han dejado su huella en estas tierras... Strauß, Mozart, Beethoven y Haydn son algunos de sus representantes. Además la Orquesta Filarmónica de Viena es una de las mejores del mundo. Una ciudad repleta de puentes históricos Dicen que en Viena se puede cruzar más de 1700 puentes! Esto se debe a que es una ciudad del Danubio y ofrece varios puentes sobre el mismo. Se trata de construcciones funcionales pero que tienen una gran cantidad de detalles y merece la pena conservados. Esta ciudad tiene tantos puentes como Venecia, son sumamente interesantes de recorrerlos por las muchas fuentes históricas que embellecen el paisaje. De compras por Viena Existen varias calles comerciales y zonas peatonales en donde se pueden conseguir objetos lujosos y elegantes que van desde objetos de arte como prendas de moda de diseño.Una de las zonas ideales para ir de compras es el casco antiguo de la ciudad. Un dato muy importante: todos los visitantes que tengan residencia fuera de la Unión Europea tienen derecho a la devolución del impuesto sobre el valor añadido austriaco incluido el precio de venta. El importe mínimo de la factura debe ser de 75 euros, por ello no debemos olvidar pedir el formulario de Tax Free en los comercios cuando la compra supere ese valor. Espacios verdes Viena ha sido elegida varias veces consecutivas como una de las ciudades con mejor calidad de vida. Más de la mitad de su área urbana está conformada por espacios verdes. Se encuentran más de 250 parques, jardines, bosques... En total Viena cuenta con unos 2000 espacios verdes. Los espacio verdes son una oportunidad ideal para disfrutar de un picnic estupendo en sus praderas que parecen sacadas de un cuadro. Uno de los lugares más concurridos es el Prater de Viena donde además se puede alquilar una barca de pedales para disfrutar de un almuerzo sobre el agua. Si la idea es irse no muy lejos del centro de la ciudad, el Parque Sigmund Freud es una alternativa ideal. Quien desee más comodidad puede encargar telefónicamente una cesta de picnic llena. También hay restaurantes que preparan distintos tipos de cestas e inclusive invitan a realizar recorridos en botes con remos por el Viejo Danubio. Se suman a las actividades, disfrutar de un baño en los estanques de Hirschstetten. Importante! En caso de querer comprar una canasta ya lista para el picnic, ya sea en restaurantes o por teléfono, siempre se debe realizar el pedido 24 horas de la recogida. Algunos de los servicios incluyen cubierteras o distintos elementos de regalo y de recuerdo. Varias son las actividades que se pueden hacer en Viena... Desde disfrutar de un día de picnic con una cesta comprada ya lista, tomar un café, escuchar música auténtica, ir de compras, perderse en la ciudad recorriendo sus puentes, esculturas y parques.... y mucho más...
  3. 3 puntos
    Uno de los carnavales más famosos del mundo es el Carnaval de Venecia. Este importante evento surgió según documentos oficiales en el año 1296, pero fue en el siglo XVIII cuando el carnaval de Venecia alcanza su máxima fama y esplendor. Una de las características más llamativas de esta celebración es el disfraz el cual está pensando para anular la pertenencia a cualquier tipo de sexo, clase o religión. Por su tradición, ambiente y disfraces, esta fiesta popular convoca todos los años a miles de turistas. Tradicionalmente se celebraban fiestas privadas y bailes de disfraces dentro de los palacios nobles de la ciudad, hoy los turistas pueden disfrutar de estos sitios tradicionales en donde se despliega el carnaval. La esencia del carnaval además de los disfraces son las máscaras las cuales tienen una larga historia. Se utilizaban como protectoras de la identidad de los portadores y se construían a partir de moldes de papel maché decorados con tejidos, joyas y plumas. Estas fueron utilizadas desde la antigüedad con un importante objetivo social: mantener a todos los ciudadanos en igual de condiciones. Todos podían interactuar sin miedo a que la verdadera identidad fuera descubierta y sin temor a represalias, de esta manera, se decía que toda la población se mantenía a salvo sin rostros. En la actualidad la función de la máscaras ha cambiado por completo, siendo el objetivo principal llamar la atención de los turistas y viajeros además de ser un complemento de bailares y de las personas que desfilan para el carnaval. Las máscaras también son utilizadas en otros momentos del año como por ejemplo, en las fiestas de Halloween, siempre llevando tras de sí la rica historia y tradición de italiana. Es importante consultar el programa del Carnaval para no perderse los eventos... Los mismos incluyen distintas actividades como por ejemplo la Fiesta Veneciana sobre el agua, desfiles en la Plaza San Marcos, concursos de máscaras y disfraces, espectáculos musicales, entre otras actividades más. La gran mayoría de las actividades tienen lugar en la Plaza San Marcos, el centro principal de la ciudad y visita obligada de todos los turistas que recorren la ciudad de Venecia. Forman parte de las actividades del carnaval más famoso de Italia las catas de vino con especialidades venecianas. Como se mencionó anteriormente, el centro de las actividades es la Plaza San Marcos, un sitio cargado de historia. Esta plaza surgió en el siglo IX como un área pequeña frente a la Basílica de San Marcos. La misma ha sido desde siempre el centro de Venecia, hoy es el punto más visitado por los turistas, además es la única plaza de la ciudad. En la Plaza se encuentran además de la Basílica, su campanario el cual se sitúa al lado y el Palacio Ducal.Este último es uno de los símbolos más importantes de la gloria y el poder. Tiene un exquisito estilo gótico y es una visita obligada para todos los que pasean por esta importante destino turístico. Planificar la visita al Carnaval... El Carnaval de Venecia se celebra todos los años en el mes de febrero, las fechas varían. Si estás interesado en participar esta celebración y vivirla desde cerca estas son las fechas a tener en cuenta: En el año 2018 se celebrará entre los días 3 y 13 de febrero. En el año 2019 tendrá lugar entre el 23 de febrero y el 5 de marzo En el año 2020 la celebración será entre el 15 y el 25 de febrero Cómo llegar a Venecia Hay muchos vuelos para llegar a la ciudad, al igual que desde la ciudad se puede ir a varias de las ciudades europeas como así también vuelos intercontinentales. Otra manera de llegar puede ser en automóvil, está desaconsejado en esta fecha ya que puede haber colas y atascos sobre todo al entrar. Además los lugares de estacionamiento suelen ser caros. Otra alternativa de transporte es el tren. La estación es moderna y está bien equipada inclusive con armarios de seguridad los cuales se pueden utilizar por un máximo de seis horas seguidas. Importante! Hay que tener en cuenta los horarios, ya que pasado este tiempo los armarios se abren automáticamente. Otros consejos para tener en cuenta Si bien la mejor época del año para visitar la ciudad es durante los meses de primavera u otoño, la temporada de carnaval es en febrero, representado esas fechas un período de temporada turística alta. Al ser una época muy concurrida, las dificultades para conseguir vuelos y hoteles son mayores, por lo que se conseja averiguar y reservar con anticipación. En estas fechas suele haber nevadas pero nada detiene al aluvión de turistas que vive la fiesta en las calles, en grandes cenas y en bailes de carnaval que tienen lugar dentro de hoteles y palacios. El centro principal de la fiesta es la Plaza de San Marcos, existen actos y eventos públicos en todos los rincones de la ciudad, inclusive en barcos o en góndolas por los canales, por lo que es importante prestar atención a las agendas y cronogramas para no perderse de nada. No hay que olvidar recorer las callejuelas de la ciudad y los canales, ya que allí es donde se pude vivir el esplendor y belleza de los disfraces y máscaras del Carnaval de Venecia. Si no vistás Venecia durante la época de carnaval, de todas maneras tendrás oportunidad de llevarte una máscara de recuerdo ya que se venden como souvenir, especialmente en las tiendas de los artesanos en donde se pueden conseguir algunas realizadas (valga la redundancia) de manera artesanal.
  4. 3 puntos
    Desde el año 1847 se viene celebrando un evento muy importante en la Ciudad de Sevilla, una Feria que lleva el mismo nombre. La Feria de Abril, nombre con el que también se llama a la Feria de Sevilla, es una fiesta de primavera que tiene lugar en la comunidad de Andalucía. El público se reúne en un gran recinto llamado Real de la Feria en donde se encuentran calles con casetas y faroles. En este recinto también circulan jinetes, coches con caballos y más de 500 000 visitantes. Los orígenes de este evento se remontan al año 1846 cuando dos concejales redactaron una propuesta y la llevaron al Ayuntamiento. La propuesta solicitaba la celebración de una feria agrícola y ganadera. Finalmente, la Feria se inauguró en el año 1847 en el Prado de San Sebastián con 19 casetas y fue el comienzo del éxito. En sus comienzos la Feria tenía características más campestres, con el crecimiento de la ciudad y el paso del tiempo fue adquiriendo un carácter más urbano al tiempo que el número de casetas iba en aumento. Las Casetas Al hablar de la Feria de Sevilla, no se puede dejar de mencionar a las Casetas. En los primeros tiempos de la Feria, la caseta estaba relacionada con la venta de ganado, eran equivalentes a un establo. En la actualidad tienen otro estilo con elementos de de ocio, alimenticios y otras comodidades. Cada familia e institución adornaba su caseta según su estilo y gusto, pero en el año 1919 se consiguió que todas tuvieran una uniformidad de estilo. Hoy en día la estructura y montaje de las casetas está regulada por una Ordenanza Municipal. Por otra parte, también se celebran concursos para premiar a la mejor decorada. Existen algunas casetas privadas y otras que son públicas. En algunas de ellas no es posible entrar si no se está acompaño o invitado por algún socio, afortunadamente en las casetas pertenecientes a entidades públicas es posible entrar. Sobre los trajes El traje habitual para disfrutar del evento es el de estilo flamenco, es decir, típico de la zona de Andalucía. Esta ropa es utilizada además de en la Feria de Sevilla, en otras ferias, romerías y desfiles. ¡Se pueden alquilar o comprar! Consejos para no sevillanos Si no sos de Sevilla y queres participar de este evento, algunos consejos e información para tener en cuenta son... En primer lugar saber que la entrada es gratuita.Es de acceso libre. Lo que no se puede acceder es a la mayoría de las casetas porque son privadas. Pero en la actualidad, existen 17 casetas de acceso público, por lo que hay oportunidad de sobra para conocer estos recintos en su interior. Se puede comer a toda hora! Se puede comer en la caseta, es lo más típico, pero también hay negocios que se instalan en la famosa Calle del infierno. Los precios de las consumiciones en las casetas por lo general son bastante similares. Una lista de precios como para tener una pequeña idea de cuanto dinero hay que llevar... - Las bebidas y cervezas tienen un precio promedio de 1,50 euros. - La tradicional jarra de Rebujito (Se prepara con Manzanilla de Sanlúcar, Sprite o Seven Up) cuesta en promedio unos 9 euros. No hay tapas, pero se pueden comer pinchitos de lomo. - El precio de un pinchito de lomo es apróximadamente 2,50 euros. Para quien desee probar algo más típico están las Gambas de Huelva - Ración de Gambas de Huelva 12 euros. - Fritos entre 8 y 10 euros (croquetas, lagrimitas de pollo, etc) Para quienes deseen gastar un poco menos... -Tortilla de patatas entre 5 y 6 euros - Ración de pimientos fritos entre 5 y 6 euros también. En algunas casetas se puede comer el plato del día por 5 o 6 euros. Generalmente se sirven guisos. Para la tarde se pueden comprar mini pastelitos que tienen un precio entre 8 y 9 euros. - Un café o cafelito como se le suele llamar allí, tiene un valor de 1,50 euros. En la Feria de Sevilla se puede disfrutar de otras atracciones como por ejemplo del toro mecánico, se simularedores virtuales, autitos chocadores entre otras actividades más ideales para los niños. Los precios de estas atracciones suelen estar entre los 3 y los 3,50 euros. Estas actividades se encuentran en la llamada Calle del Infiero. ¿Cuándo ir? La Feria de Sevilla fue declarada como Fiesta de Interés Turístico Internacional, se celebra una o dos semanas después de la Semana Santa.
  5. 3 puntos
    Casi siempre que viajamos tenemos que llegar con muchas horas de anticipación al aeropuerto, cuanto más horas antes estemos allí, más tranquilos nos sentiremos...Pero a veces esto puede resultar incómodo y pesado… ¿Qué podemos hacer para que nuestra espera en el aeropuerto sea más placentera? A continuación te presentamos tips para que la espera en el aeropuerto sea más placentera o inclusive divertida… Elegir ropa cómoda A la hora de viajar es indispensable ir siempre con ropa cómoda y lo más simple posible. Llevar ropa negra u oscura puede ser una fácil solución si sufrimos de alguna mancha. También es conveniente viajar con zapatos cómodos. Para las mujeres es importante tener en cuenta que tipo de accesorios usar, lo mejor sería evitarlos o sino llevar joyas livianas que no sean muy pesadas. Tener a mano una muda de ropa En la mayoría de los aeropuertos es necesario quitarse los zapatos para pasar por los controles de seguridad requeridos. Esto puede resultar bastante molesto para quien no tiene medias puestas. Así que es conveniente tener unas medias a mano para pasar por estos controles y evitar pisar el piso frío y sucio. Por otra parte, ante imprevistos como manchas, pérdida de equipaje al llegar o cualquier otra cuestión, es útil tener una muda de ropa en nuestro bolso de mano o mochila. Mochilas con compartimiento delantero o con bolsillo cómodo Durante el paso por el aeropuerto, el pasaporte es requerido una gran cantidad de veces para pasar por los distintos controles, para sobrellevar esto lo mejor es llevar un bolso o mochila que tenga un compartimiento delantero para poder sacarlo rápidamente. Tener algo a mano para leer Un libro, una revista o por qué no una guía de viajes, harán que el tiempo pase más de prisa. Otra opción útil puede ser conseguir folletos turísticos para informarse sobre los destinos a visitar, o si estamos en un aeropuerto haciendo una escala, para tener datos sobre un próximo viaje. Tour en escalas Muchas veces la conexión entre vuelos es larguísima, o inclusive puede haber retrasos inesperados y de muchas horas. Afortunadamente varias ciudades ofrecen tours a los viajeros que permiten descubrir la belleza de los alrededores en el tiempo que media entre vuelo y vuelo. Inclusive hay aerolíneas que ofrecen varios servicios de escala incluyendo un paquete de bienvenida con información de la ciudad y acuerdos con una gran cantidad de hoteles. En algunos sitios es necesario pagar un costo adicional para obtener un visado válido para el país de visita. Algunas ciudades como Londres cuentan con servicios express que permiten llegar al centro de la ciudad en pocos minutos. En Islandia, los aeropuertos ofrecen una gran variedad de tours privados. Para disfrutar de los mismos es necesario tener un mínimo de ocho horas de escala. Recorridos gratuitos! En algunos aeropuertos como por ejemplo, Singapur, existen recorridos gratuitos por la ciudad. Los mismos sirven para los viajeros que tienen una espera que va entre 5 horas y 24 horas entre vuelo y vuelo. Es importante tener en cuenta que los trámites a realizar para salir durante una escala son los mismos que al llegar al destino final, es decir, pasar por aduana y migraciones. Por otra parte, a la hora de volver al aeropuerto nuevamente se tendrá que realizar este tipo de trámites mostrando la tarjeta de embarque y pasaporte. Por lo que si vas a recorrer la ciudad de escala mediante un tour, es necesario prestar atención al tiempo con el que contamos.Hay que recordar ir siempre al aeropuerto con dos horas de anticipación como mínimo antes de tomar el vuelo. Salones VIP Los salones vip de los aeropuertos brindan un ambiente ideal para quien desea escapar del estrés del los espacios comunes y viajar relajado. Son también muy utilizados por los viajeros de negocios quienes necesitan un espacio tranquilo y cómodo para trabajar mientras esperan su vuelo. Los salones VIP tienen sillones cómodos donde se puede esperar reclinado y en una atmósfera más tranquila sin ruidos estresantes. En muchos de ellos se encuentran computadores con acceso internet WI FI y televisores. ¿Cómo acceder a un salón VIP? Generalmente, los pasajeros que viajan en primera clase o en clase ejecutiva tienen acceso a los mismos. Otra manera de disfrutar este beneficio es asociándose a algún club especializado o canjeando millas acumuladas para hacer un “up grade” en el vuelo. Los viajeros frecuentes también pueden disfrutar de este tipo de beneficios. Si contás con poco tiempo lo mejor será esperar en el aeropuerto, generalmente están muy bien equipados con lugares para cargar los dispositivos electrónicos, comer algo, pasear por las tiendas de souvenires o locales comerciales donde se puede aprovechar de las compras sin impuestos. Conviene informarse antes de viajar para decir con anticipación qué hacer.
  6. 3 puntos
    París es una ciudad mundial. Solo así se le puede describir por el poder y la influencia que ha tenido en el mundo entero durante siglos. Se hable de gastronomía, moda, ciencias, artes, la metrópoli no es solo la capital de Francia, sino la cuna de corrientes que han llegado a cada rincón del planeta. Por eso, al igual que aglomeraciones como Londres, Nueva York o Tokio, París es una ciudad que hay que vivirla. Los últimos ocho meses de mi vida los he pasado precisamente en Francia. Y en repetidas ocasiones he podido visitar París, desde sus últimos días de cálido verano hasta la húmeda llegada de la primavera. Y hospedarme con locales cerca de la Gare du Nord, Sentier o La Défense me ha acercado más a la experiencia de “vivir la ciudad”. Sin embargo, como turistas pocas veces tendremos la oportunidad de permanecer más que unos cuantos días. Pero más allá de la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, la Basílica de Sacré Coeur o el Museo de Louvre, existen otras buenas atracciones que son en menor medida un cliché parisino. Y aunque todas siguen siendo turísticas, algunas pueden acercarnos a una experiencia más local. Cementerio del Père Lachaise. Al este de París, en su distrito XX, se encuentra uno de los cuatro antiguos cementerios que se construyeron a las afueras de la ciudad en el siglo XIX para dar una noble y decente sepultura a los difuntos, sobre todo a las grandes personalidades de la aristocracia. El cementerio rinde homenaje al que fue confesor de Luis XIV, François d'Aix de La Chaise. Pero hoy no es solo un panteón colmado de tumbas, vegetación y gatos callejeros. Es de hecho un parque donde muchos parisinos acuden a dar un paseo. Al principio una caminata por un cementerio se me hizo muy poco interesante. Pero la elegancia de las tumbas (más bien mausoleos) allí levantadas nos habla de cuántos ciudadanos ilustres han pasado por París. Entre las personalidades fallecidas con las que podemos toparnos resaltan Oscar Wilde, Jim Morrison o Frédéric Chopin. Aunque la mayoría no sean personas que nosotros conocemos es reconfortante acercarse a cada lápida y leer el epitafio que nos hará descubrir de quién se trataba. Un antiguo alcalde, la esposa de un famoso novelista, una reconocida bailarina de Montmartre o un aclamado pintor de la Belle Époque. Musée d’Orsay. Bien, este sí que un cliché y hay que aceptarlo. Pero todavía menos cliché que el Museo de Louvre. Como segundo museo más visitado de París, el Museo de Orsay es quizá la segunda colección de arte más interesante de Francia. Desde que nos aproximamos a su exquisito edificio que solía albergar a la estación de trenes de Orsay justo en a la orilla sur del río Sena, el museo nos seduce con un rinoceronte de bronce que nos invita a descubrir el arte vanguardista. Si el Museo del Louvre resguarda las obras de la Antigüedad, Edad Media y Edad Moderna, el Museo de Orsay nos acerca al arte de vanguardias surgidas desde la mitad del siglo XIX hasta principios del XX, antes de comenzada la Primera Guerra Mundial. Durante este corto período el arte se revolucionó en Francia y en Europa, con artistas que deformaron la realidad visual para expresar de diferentes formas lo que hay dentro de cada elemento que nos rodea. Desde el realismo de Gustave Courbet, con su obra cumbre El origen del mundo hasta la simplicidad de los animales de François Pompon, como su célebre Oso Blanco, expuesto en una de las salas al fondo. El museo no solo nos deja admirar la belleza que los parisinos se esmeraban por crear en cada nueva estación de tren, sino una hermosa pinacoteca que expone con orgullo a los más aclamados artistas franceses de la Época Bella. Para los amantes del impresionismo, el Museo de Orsay resulta tener la mayor colección de obras impresionistas y postimpresionistas del mundo. Así, sus muros deleitan a los visitantes con obras maestras de figuras como Claude Monet, con sus Campos de Tulipanes de Holanda o las Catedrales de Rouen. Eugène Delacroix, Édouard Manet, Camille Pissarro, Pierre-Auguste Renoir, Gustave Caillebotte. Aunque uno de los más famosos, no nacido en Francia sino en Holanda, es Vincent van Gogh. Si bien la mayoría de su obra se encuentra resguardada en el Museo Van Gogh en Ámsterdam, el Museo de Orsay es un buen aproximamiento al pintor, con varios de sus cuadros postimpresionistas, incluyendo uno de sus más famosos autorretratos. En las salas de sus últimos pisos el museo expone también algunas piezas comunes durante el apogeo del Art Déco y el Art Nouveau en París, que influyeron en la arquitectura de un sinfín de edificios en el mundo entero. Lo mejor del museo no es solamente la increíble colección de la que nos deja ser testigos, sino también las maravillosas vistas que se tienen desde su planta alta, donde podemos tomar un café y comprar libros en su boutique. Desde la Plaza de la Concordia hasta la colina de Montmartre, París siempre tendrá un bello paisaje que ofrecer desde las alturas. Les Invalides. Es un edificio al que todos los turistas ponen atención. Es imposible no verlo al cruzar el río Sena desde la Concordia, los Campos Elíseos y al atravesar el Puente de Alejandro III. Pero cuando no tenemos tiempo más que para correr y subir a la Torre Eiffel para una foto este palacio suele pasar desapercibido. El nombre es muy curioso. “Les Invalides” se traduce así mismo, “Los Inválidos”. Se trata de un antiguo palacio construido en el siglo XVII destinado a ser la residencia real de soldados y militares franceses en el retiro. De ahí su nombre, era la casa de héroes de guerra inválidos. Hoy sin embargo ya no aloja a soldados heridos y sumidos en la depresión postguerra. Hoy el palacio alberga al Museo del Ejército. Si bien suele ser poco atractivo para muchos, la guerra ha sido un elemento presente en la historia de todas las naciones del mundo (así de lamentable). Francia es y ha sido una potencia militar por siglos y no duda en exponer sus más grandes proezas y armamentos militares. Las colecciones originales del museo nos llevan desde el nacimiento de la nación, en la Edad Media. Espadas, ballestas, arcos y armaduras de hierro que sirvieron para defender al Reino de los francos durante décadas, como las épicas batallas de Juana de Arco contra los ingleses. La cantidad de guerras que ha sufrido Francia es infinita, como muchos de los países europeos, teniendo roces con Inglaterra, Prusia, España, Italia… La línea cronológica es un buen método para conocer un poco más de la historia bélica del país y de Europa. En las salas se muestra la evolución de las tácticas de guerra y de las armas conforme la tecnología avanzaba. En sus últimos salones se habla de las guerras más recientes, la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Con uniformes y armas originales se cuenta lo vivido durante la ocupación nazi y la resistencia que Francia ejerció durante los años cuarenta (que en mi opinión no fue mucha). Se exponen los carteles originales que se ocupaban para reclutar soldados en varias partes del mundo para ayudar a sus nacionales en los tiempos más difíciles. Pero Les Invalides no es famoso solo por el Museo del Ejército. Más bien genera una especie de curiosidad en muchos porque en su bóveda sur yacen los restos de Napoleón Bonaparte. El emperador francés pasó sus últimos días en la remota isla de Santa Elena. Pero el rey Luis Felipe I de Francia hizo que sus restos fueran trasladados a París en 1840, año desde el cual se depositaron en el palacio. Hoy su tumba es visitada por miles de turistas ansiosos por presenciar la leyenda militar francesa. Le Petit Palais. Sea desde la pasarela del río Sena o la famosa avenida de los Campos Elíseos, hay dos edificios que ningún peatón o conductor puede pasar por alto. El Grand y el Petit Palais, o en español, el Gran y el Pequeño Palacio. Son dos palacios hermanos que fueron alzados durante la exposición universal de París en 1900 como otra muestra del poder de la ciudad en el planeta. ¿Qué podemos hacer en el Petit Palais? Es otro pequeño pero interesante museo, perfecto para un aburrido domingo en la metrópoli. O si estamos de paso por el barrio y está lloviendo fuera nada mejor para resguardarnos de las nubes que dentro de esta exquisita mansión. El palacio está construido alrededor de un patio central ideal para un café y una tarde relajada con un libro en la mano. El museo nos ofrece una colección de pinturas y objetos de la Edad Media y el Renacimiento. Aunque quizá sea más interesante la colección de pinturas de maestros como Delacroix y Courbet, bastante bien reconocidos en París. En varias de sus salas se exponen también mobiliarios originales y recreaciones del siglo XVIII que nos dan una idea de cómo lucía la aristocracia francesa hace 300 años. Parc des Buttes-Chaumont. París cuenta con muchos parques y jardines que la dotan de una buena cantidad de hectáreas verdes para el escape de la loca capital. Todos tienen su encanto, y la mayoría están rodeados por cafeterías y brasseries donde podemos tomarnos una cerveza. Aunque lo mejor es llevar nuestra propia comida y bebidas para hacer un picnic (beber alcohol en los parques no suele estar prohibido en Francia, y podemos comprar un vino en el supermercado por dos euros). Si como yo se encuentran cerca de la Gare du Nord, en el norte o noreste de la ciudad, una excelente opción es visitar el Parc des Buttes-Chaumont. Es uno de los jardines públicos más grandes de París, creado en el siglo XIX por Napoleón III, quien aprovechó las antiguas canteras de piedra y yeso en la zona. Como muchos de los jardines, este parque posee un lago interior en su centro, donde decenas de aves buscan comida con los visitantes. ¿Qué lo hace especial? Que en medio del lago se alza una colina de piedra de unos 30 metros con puentes y una pequeña cascada, escenario de algunas sesiones de fotos parisinas. Es posible subir a la punta para tomar un descanso bajo el pequeño kiosco en lo alto, llamado el Templo de la Sibila. Y desde allí se tiene una maravillosa vista de la colina de Montmartre en el oeste, con la Basílica de Sacré Coeur que la domina como en todas las postales. Sin duda la mejor parte de visitar este cautivador jardín. La Défense. A pesar de ser una enorme capital mundial, París no cuenta con un skyline gigante y particular que la distinga ante metrópolis como Nueva York, Tokyo o Londres, con sus conjuntos de modernos edificios. Pero París lo ha hecho bien. Su gobierno local ha sabido conservar la arquitectura típica haussmanniana (esos edificios con tejados azules) desde la renovación de la ciudad durante el Segundo Imperio en el siglo XIX con Napoleón III. De esta forma, casi toda la ciudad dentro de su anillo periférico conserva ese aire antiguo que logra transportar a sus habitantes y turistas a una Belle Époque contemporánea. Pero para los amantes de lo moderno París también sabe defenderse. Y se defiende con La Défense. La capital francesa es también un importante centro de negocios. Y como debe ser, posee su propio centro financiero que forma quizá el único skyline de la metrópoli. La Défense está estructurada en torno a su explanada central, donde se yergue un enorme arco, el Arco de La Défense. Algo curioso es que este arco está perfectamente alineado con el Arco del Triunfo en la avenida de los Campos Elíseos y con el Arco del Triunfo del Carrusel en el Jardín de las Tullerías, frente al Museo del Louvre. De esta manera forman una línea recta que puede ser vista desde cualquiera de las tres monumentales estructuras y desde puntos céntricos como la Plaza de la Concordia. Los edificios alrededor del arco albergan a una multitud de empresas internacionales y son el conjunto de oficinas más grande de Europa. El paisaje urbano es maravilloso, aunque poco se puede hacer allí. No hay tiendas, centros comerciales, bares ni discotecas. Pero sentarse a las orillas del río Sena para admirar su grandeza o contemplar una puesta de sol tras los gigantes de cristal y concreto es otra vista que no muchos se esperan de París. Cabe decir que La Défense está oficialmente fuera de París. Está ubicada en los suburbios, por tanto en la zona 2 según el sistema de transporte urbano. Por ello nos costará más caro que un ticket normal de metro si tomamos el RER. Pero llegar directamente a la estación de Gran Arche de La Défense no es quizá la manera de tener la mejor vista. Más bien la conseguiremos caminando por toda la avenida de la Grande Armée desde el Arco del Triunfo o tomando el metro hasta la estación Pont de Neuilly. Musée Carnavalet. París tiene cientos de museos, es verdad. Y cada uno es un universo. Pero solo existe un museo dedicado a contar la historia de la misma ciudad. El edificio que hoy alberga al Museo Carnavalet solía ser un hotel que llevaba el mismo nombre. Está ubicado en pleno centro de la ciudad, en el barrio del Marais. No solo podremos deleitarnos con su bella arquitectura y sus simétricos y perfectamente cuidados jardines. El museo nos transportará en el tiempo desde la fundación de la ciudad en la Edad Media hasta los instrumentos más recientemente conservados. Si alguna vez hemos soñado con vivir esos años en los que todo se anunciaba con lápiz y papel, se transportaba a caballo, se comía en vajilla de porcelana, se buscaba el pan caliente a diario con el panadero, se enviaban telégrafos y se acudía a los cabarets de Monmartre, este museo es lo que necesitamos. Con procedencia cien por ciento original, el Museo Carnavalet ha logrado recaudar piezas de muchas de las épocas parisinas. Letreros de la primera línea del metro en 1900, anuncios de una obra de can can, adornos de una casa desaparecida, ropa de las aristócratas que se paseaban por las Tullerías los domingos, una taza de té en la que bebió un Barón, la puerta de entrada a una taberna de los suburbios. Con mapas, maquetas y recreaciones es la oportunidad de acercarnos aún más a lo que ha sido y es hoy día París. Place des Vosges y la casa de Víctor Hugo. En el mismo barrio de Le Marais (con una vasta presencia de judíos y hoy también barrio gay) se encuentra la plaza más antigua de París, donde hoy los locales y turistas toman el sol cuando el clima lo hace posible. Fue pionera en el diseño de plazas reales en toda Europa, aunque su residencia real no dio cabida a los reyes por muchos años. Pero dio alojo a muchos aristócratas de la época. Entre los más reconocidos y admirados por el mundo entero se encuentra Víctor Hugo, autor romántico que se ha convertido en un símbolo de la literatura francesa. En un apartamento en una de las esquinas de la plaza cuadrangular Víctor Hugo vivió sus años antes de autoexiliarse en Bruselas, debido a su participación en la política de la cambiante Francia del siglo XIX. En ese acogedor piso escribió algunos de sus poemas y obras que pasarían a la posteridad de la nación francesa. Incluso con un salón chino y la cama donde falleció, su modo de vida puede inspirar a muchos amantes de la literatura que, como a mí, Víctor Hugo ha atrapado hasta el último renglón. Jardines de Luxemburgo. Como una especie de jardín real para el Senado de Francia, los jardines de Luxemburgo son quizá el parque público más famoso de París. Eso quiere decir que siempre habrá mucha gente. Pero es difícil encontrar una atracción turística sin mucha gente. No obstante, vale la pena transportarnos hasta la parte sur del Sena (no muy lejos de la Catedral de Notre Dame) para perdernos por sus senderos y comer un helado frente al fascinante Palacio de Luxemburgo. Es un destino perfecto para familias, con actividades, juegos y renta de ponis para los pequeños. Una de las curiosidades que debe ser visitada es la Estatua de la Libertad original. Eso mismo. La famosa Estatua de la Libertad que recibió a millones de migrantes en la desembocadura del Río Hudson y que hoy sigue siendo símbolo de Nueva York y de los Estados Unidos fue un regalo de Francia. Fue diseñada y creada en París por el escultor Frédéric Auguste Bartholdi. Y antes de llevar a cabo el enorme proyecto que dotaría de identidad a los estadounidenses, Bartholdi elaboró este modelo a escala que más tarde regalaría a la ciudad de París, y que hoy es expuesto en los jardines de Luxemburgo como una memoria de la dama más famosa de América. El Panteón. La increíble e imponente iglesia de Saint Étienne du Mont en el corazón del Barrio Latino de París ha atravesado por muchas controversias, pasando de ser repetidas veces un centro de culto católico a un centro de culto para los ciudadanos ilustres. Pero esta última función concluiría su cometido con el entierro de Víctor Hugo en su cripta en el año 1885. Así, visitar el Panteón de París significa visitar los restos de las personas que más han marcado la historia de Francia (en el mejor sentido). Sus catacumbas reciben a los visitantes con el encare de los dos filósofos ilustrados más relevantes y eternos rivales: Jean-Jacques Rousseau y Voltaire, cuyas ideas opuestas legaron una revolución en Europa y el mundo entero. Otros de los personajes célebres en sus tumbas son Marie Curie (premio Nobel de Física y Química), Émile Zola (padre del naturalismo) y Louis Braille (creador del sistema Braille de escritura y lectura para débiles visuales). Otra de las atracciones del Panteón es el Péndulo de Foucault, un experimento que desde 1851 demostró la rotación de la Tierra al haber sido colocado desde lo alto de la cúpula hasta casi tocar el suelo. París es la Ciudad de las Luces. Y no por ser la mejor iluminada, sino por la cantidad de personas ilustres que por ella han pasado. Sus rincones e historias son simplemente infinitos, y ningún artículo podrá nunca abarcarlos todos. Pero algo es seguro: siempre querremos volver a ella.
  7. 2 puntos
    A Roma, se la llama “Ciudad Eterna” por su gran belleza, también se dice que es un "museo al aire libre" por su enorme variedad de vestigios arqueológicos. Es una de las ciudades más turísticas del mundo, aproximadamente 12 millones viajeros pasan por esta capital europea cada año. Uno de los motivos por los que tantos turistas de todo el mundo la visitan, es por su gran cantidad de bienes históricos y arquitectónicos. El centro histórico de la ciudad, la Santa Sede y la Basílica de San Pedro Extramuros fueron designados en el año 1980 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es la ciudad más poblada de Italia con una población que supera los dos millones y medio de habitantes. Otra característica de Roma es la de ser la ciudad que posee una gran cantidad de ciudadanos extranjeros, los cuales provienen de más de 180 países diferentes. Los inmigrantes son de distintas nacionalidades, tales como rumanos, polacos, filipinos, peruanos, chinos, egipcios y ucranianos. Probablemente muchos extranjeros eligen a Roma por la buena calidad de vida que ofrece. Según estudios realizados, los ciudadanos demuestran altos grados de satisfacción de vivir disfrutando de un importante patrimonio arqueológico e histórico, se suman a los ítems positivos la cercanía con el mar y con el centro católico, oportunidades de estudio, los espacios verdes y un buen clima. El clima es mediterráneo, caracterizado por veranos con altas temperatura pero con escasas precipitaciones mientras que los inviernos son suaves y lluviosos. Un dato importante a la hora de planificar una visita a la “Ciudad Eterna: las épocas donde se registran mayores precipitaciones transcurren durante los meses de noviembre a abril. Una gran cantidad de recursos turísticos son los que concentra Roma. En ella se puede contemplar una colección de testimonios arquitectónicos y urbanísticos de varios siglos. Los templos fueron los edificios sagrados más importantes de la antigüedad. Se encuentran varias iglesias cristianas, las más destacadas son la basílica de San Pedro (ubicada en el Vaticano), la basílica de Santa María Maggiore y la de San Pedro Extramuros. Un dato importante de Roma: es la ciudad con la mayor cantidad de iglesias del mundo considerando la inmensa cantidad de lugares donde se profesan otros cultos. Una de las visitas obligadas para todos las personas que visitan Roma, son las plazas además de las obras arquitectónicas. La fuente más famosa es la Fontana di Trevi construida en el año 1735. Es una de las fuentes de mayor belleza del mundo. Un imponente palacio conforma el fondo de la Fontanta di Trevi. Siguiendo con la lista de los “must see”, se encuentra el monumento a Vittorio Emanuelle II, se trata una llamativa construcción ubicada en la Plaza Venecia. En la Plaza del Quirinale puede conocerse el palacio que lleva el mismo nombre. Esta estructura arquitectónica, en la actualidad funciona como sede del presidente de Italia. Lo llamativo de su construcción es su tamaño más que su diseño. Otro importante punto a visitar es la Plaza del Campidoglio sede del gobierno y de la administración de Roma donde sitúan tres palacios. Los palacios albergan un museo con grandes estatuas clásicas como el Discóbolo. Este museo es el del Capitolio. Desde aquí pueden obtenerse interesantes vistas al Foro, punto donde se gobernaba anteriormente. La Plaza del Popolo es una de las mejores obras urbanas al igual que la Plaza Navona punto de concentración de residentes y turistas. Otra distinguida Plaza es Spagna con su gran escalinata construida en el año 1724. La ciudad de Roma también cuenta con espacios verdes, el parque más extenso de la ciudad eterna es Villa Borghese con una tupida arboleda y varios lagos en su interior. Roma recibe el sobrenombre de “Museo al aire libre” por la gran cantidad de sitios y restos arqueológicos. El más reconocido a nivel mundial es el monumento del Coliseo símbolo de la Antigua Roma. Este vestigio arqueológico está fuertemente asociado con la historia; se ubica en el monte Palatino, debajo de él se encuentra el Foro Romano, los antiguos Foros Imperiales y algunos Mercados que en la historia fueron centros relacionados con la vida política, religiosa, económica y social. Cerca del Coliseo se sitúa el Arco de Constantino, un arco del triunfo, que fue construido para conmemorar una victoria lograda por Constantino I en la batalla del Puente Milvio. Roma es una ciudad para conocer con tiempo por la gran cantidad de sitios que tiene para recorrer. Por las características climáticas, la mejor época para visitar esta ciudad es entre los meses de abril a junio y de septiembre a octubre...
  8. 2 puntos
    Si bien los smartphones cada día nos facilitan más la vida, hay algunos que pueden no funcionar de la misma forma fuera del país donde lo adquirimos. La mayoría de los viajeros cree que el único elemento a tomar en cuenta para que nuestro celular funcione en el extranjero es tener el teléfono liberado. Es decir, que acepte SIM cards de cualquier compañia. Es verdad, es importante tomar esto en cuenta. Si compramos nuestro móvil directamente con una compañía muchas veces solo aceptará chips de esa empresa. Habrá que liberarlo para que acepte otras. En México y otros países las compañías de telefonía están obligadas a vender los móviles ya liberados. Y si no es así, tenemos el derecho de pedir que nos lo liberen sin costo extra. Normalmente es posible con la garantía del equipo y luego de seis meses de haberlo comprado. Si no es el caso, habrá que acudir a uno de los famosos hospitales de celulares. Pero aun liberado, el funcionamiento de los teléfonos puede tener problemas. Y el motivo son las bandas de frecuencia GSM, un concepto desconocido por muchos. El Global System for Mobile Communications (GSM) es el estándar internacional de telefonía móvil digital. Pensemos que son los diferentes caminos invisibles por donde circulan las llamadas de voz, mensajes y datos hacia nuestros celulares. La cuestión es que las bandas cambian de acuerdo a cada país. Así, en América del Norte y Latinoamérica las bandas utilizadas comúnmente son la GSM-1900 y la GSM-850. Mientras que en Europa, Asia, África y el Oriente Medio la mayoría de las empresas usan las bandas GSM-900 y GSM-1800. La solución es comprar un teléfono cuatribanda o multibanda. Uno que soporte la mayoría de las bandas usadas en el mundo. De lo contrario, podemos comprar un chip que nuestro teléfono aceptará felizmente. Pero no tendremos señal, o bien, tendremos solo recepción 2G (transmisión de voz y SMS) y no 3G (transmisión de datos, o internet móvil), lo cual decepcionará a muchos. Como tip final está este sitio web www.willmyphonework.net donde podemos verificar con la marca y modelo si nuestro teléfono funciona en nuestro país de destino.
  9. 2 puntos
    Uno de los fenómenos del cielo más sorprendentes sin lugar a dudas son las auroras boreales y australes. Se trata de un espectáculo que parece sacado de un mundo de ciencia ficción. ¿Cómo se forman las auroras en el cielo? Se puede decir que ocurren cuando partículas cargadas procedentes del sol, son guiadas por el campo magnético de la Tierra e inciden en la atmósfera cerca de los polos. Dicho en palabras más sencillas, son el resultado de interacciones entre el sol y la tierra. El color más común con el que se las puede ver es el color verde, es importante mencionar que también aparecen en tonos amarillos, violetas, azules, naranjas e inclusive rojos. ¿Cuándo verlas? Los mejores momentos del año para disfrutar de este fenómeno es durante los meses de septiembre a marzo en el hemisferio norte, mientras que en el hemisferio sur la mejor época es entre marzo y septiembre. No son exclusivamente nocturnas, también ocurren durante el día, lo sucede es que la luz solar nos impide ver las luces claramente, por tal motivo se las suele observar por las noches. ¿En dónde se pueden verlas auroras? Generalmente se habla de auroras boreales aunque también se pueden encontrar en el hemisferio con el nombre de auroras australes. Entre los lugares más destacados para disfrutar de este espectáculo se encuentran... Tromsø Uno de los lugares más populares para disfrutar de las auroras es en Tromsø en el Norte de Noruega, un sitio muy cercano al Círculo Ártico. Existen al igual que en todos los puntos donde aparecen las auroras, excursiones para disfrutar de la magia del cielo. Además de descubrir las sorprendentes luces en el cielo se puede completar la visita a esta ciudad de Noruega recorriendo otros lugares de interés como el Museo Polar donde se puede conocer más sobre las expediciones a las regiones más heladas del planeta, la Catedral del Ártico con su sorprendente vidriera la cual tiene la característica de ser la más grande de toda Europa y el túnel. Canadá Yellowknife es una ciudad ubicada en Canadá, por sus características es uno de los mejores sitios donde disfrutar del fenómeno de las auroras. Es un sitio muy frecuentado por quienes buscan disfrutar de la magia de los colores del cielo, tal es así que hay todo un sector turístico preparado para recibir a los visitantes. Consejo: la mejor época del año para ir a esta ciudad canadiense es desde mediados del mes de Agosto hasta fines de Abril. Alaska Dos grados debajo del Ártico, cerca del Parque Nacional Denali se encuentra Fairbanks una ciudad de Alaska donde se puede disfrutar de las auroras boreales. Es la ciudad más grande de Alaska luego de su capital. Islandia Islandia se encuentra en el Atlántico Norte muy cerca del círculo polar ártico. Cuenta con una intensa actividad volcánica y una gran fuente geotérmica. La ubicación geográfica de este país favorece el avistaje de auroras boreales, los mejores puntos para disfrutarlas es cerca de las costas y la mejor época del año para observarlas es desde fines de agosto hasta el mes de abril. Australia y Nueva Zelanda Siempre se oye nombrar a las auroras boreales, pero las australes son también igual de llamativas. En el hemisferio sur existen varios sitios para los interesados en las auroras como por ejemplo la Antártida. Pero también existen otras alternativas como visitar el sur de la isla australiana de Tasmania y Nueva Zelanda. Las auroras se pueden ver durante todo el año, pero lo más recomendado es visitar estos sitios durante el equinoccio.
  10. 2 puntos
    A la hora de planificar un viaje hay que pensar en todoDesde la estadía y los vuelos... Empezamos a buscar ofertas, los mejores sitios donde hospedarnos, averiguar las distancias con respecto al centro o al punto de interés al que queremos ir... Luego vienen los detalles de qué llevamos... si llevamos abrigo o no, si necesitamos algo extra o no y un montón de cosas más. Pero una de las cuestiones esenciales que no podemos dejar de planificar es cómo acomodar nuestro equipaje de mano, que podemos llevar y qué no, cuántos kilos nos permiten, entre otros detalles más que te vamos a comentar a continuación... Una de las primeras consideraciones a tener en cuenta es que el equipaje de mano tiene limitaciones tanto de peso como de tamaño. Si el equipaje no se ajusta a los requisitos de la compañía es posible que nos pidan despacharlo. A veces se pesa el equipaje, a veces no...Pero ante la duda es mejor ir bien preparados y por qué no, pesar el equipaje antes en casa. Generalmente en vuelos internos dentro de un mismo país está permitido llevar hasta 8 kilos mientras que para los vuelos internacionales la cantidad de kilos permitidos son 12. Las líneas aéreas low cost pueden tener otro tipo de restricciones. Es importante tener en cuenta que por lo general estas aerolíneas no permiten despachar equipaje o a veces cobran el importe a parte. Algunas de estas compañías permiten hasta 12 kilos. En caso de llevar más kilos puede abonarse previamente una diferencia para que el valor sea menor que pagarlo en el aeropuerto. Así que primer consejo... Revisar cuáles son las condiciones de la compañía aérea con la cual estamos viajando. ¿Qué ses puede llevar? Generalmente todas las aerolíneas permiten llevar un bolso o cartera, paraguas, bastón y alimentos de consumo durante el vuelo. Por lo general para vuelos internacionales no está permitido llevar bebidas, algunas líneas de cabotaje lo permiten. Se pueden llevar dentro del equipaje de mano abrigos, mantas de viaje, cámaras de fotos y dispositivos electrónicos los cuales pueden ser utilizados en modo vuelo. Por supuesto que hay cosas que no se pueden llevar como por ejemplo elementos cortantes, imitaciones de armas... En algunos destinos no se puede embarcar ningún tipo de líquido incluyendo sprays y cremas. Algunas líneas aéreas permiten transportar hasta 100 ml de líquido y solicitan colocarlo en una bolsa ziploc. Nuevamente, un consejo importante: leer las condiciones de la empresa. En los aeropuertos suele haber junto con los stand de las compañías de vuelo, sitios donde se puede probar si nuestro equipaje de mano entrará bien en los espacios de guardado del avión y también es posible pesarlos. De todas maneras, es importante tener en cuenta las dimensiones del equipaje antes de llegar al aeropuerto, especialmente si se va a viajar con una línea aérea low cost que no permite despachar equipaje o lo cobra a parte. Generalmente se permiten maletas chicas, también llamadas “Carry on” que tengan una altura máxima de 55 cm y un ancho máximo de 35 cm. Se puede transportar lógicamente bolsos de mano o mochilas que tengan estas medidas.
  11. 1 punto
    Una de las ciudades turísticas más importantes del Norte de Argentina es Salta, capital de la provincia que lleva el mismo nombre. Es una de las ciudades más turísticas del país, entre sus principales atractivos turísticos se encuentran... La Catedral Basílica de Salta y la Plaza 9 de Julio Salta es una ciudad que conserva su estilo colonial plasmado en varias construcciones históricas las cuales están perfectamente conservadas como es el caso de la Catedral la cual es considerada como uno de los templos más llamativos de Argentina. En los alrededores de la Catedral se encuentra la Plaza 9 de Julio la cual es punto de encuentro de los lugareños y visita obligada de todos los turistas y viajeros que visitan “La Linda” sobrenombre que lleva la ciudad de Salta. El Convento de San Francisco Siguiendo con la lista “must do” es decir, de lugares representativos e imperdibles se encuentra la Iglesia y Convento de San Francisco, se trata de una verdadera joya arquitectónica que data del año 1625. El Cerro San Bernardo Para disfrutar de la mejor vista de la Ciudad de Salta el punto para visitar es el Cerro San Bernardo en donde se puede también ver un atardecer diferente y especial. Este espacio fue declarado como Reserva Natural Municipal. Existen distintas maneras de llegar a este punto panorámico como los teleféricos, también en vehículo o para quienes deseen hacer ejercicio y además apreciar más el paisaje, subir a pie, el esfuerzo vale la pena para disfrutar de la mejor postal de Salta. El Mercado Artesanal Otra importante actividad cultural es visitar el Mercado Artesanal más antiguo del país, el cual fue inaugurado en el año 1968. Además de conocer más sobre la cultura local, el paseo sirve para conseguir souvenires y artesanías de toda la provincia como por ejemplo piezas de cestería y tejidos. Empanadas salteñas Probar la gastronomía local es parte del viaje, por más breve que sea la visita a Salta, no hay excusas para no probar las típicas y exquisitas empanadas de la Ciudad de Salta al igual que los tamales regionales. El Tren a las Nubes Desde Salta se puede hacer el paseo del Tren a las Nubes. Este recorrido de más de 400 kilómetros permite conocer los mejores paisajes de los valles y de la puna. Durante el trayecto se asciende hasta los 4200 msnm atravesando varios puentes y viaductos. Participar de las Peñas Un clásico de la noche salteña son las peñas en donde se puede disfrutar de la música local, bailes tradicionales y probar platos típicos de la región. Qué llevar y más info útil En el caso de que el plan sea además de disfrutar de la ciudad de Salta, conocer los alrededores y otros puntos turísticos del Norte de Argentina, es conveniente llevar todo lo necesario para hacer excursiones: gorro, protector solar, calzado cómodo y cerrado. Lo más recomendado para las excursiones son las zapatillas de trekking o algún calzado que no tenga la suela muy lisa. Tanto en verano como en invierno, a la noche siempre refresca por lo que es indispensable llevar abrigo. En caso de viajar en la época de verano austral no hay que olvidar una campera impermeable, ya que es la época en la que se producen lluvias. Por supuesto que no podemos olvidar la cámara de fotos y/o filmadora para capturar los mejores momentos y recuerdos.
  12. 1 punto
    En el centro este de Francia se encuentra la tercer ciudad más poblada del país: lyon. Es una ciudad con un interesante pasado... fue capital durante el Imperio Romano, durante la Edad Media funcionó como una ciudad comercial y después del siglo XIX se convirtió en una plaza financiera de primer orden. En la actualidad es un importante centro donde funcionan algunas industrias como la química, la farmacéutica y las relacionadas con la biotecnología. Recorrer Lyon es una oportunidad para hacer un viaje en el tiempo paseando por sus estrechas calles a lo largo de muelles. Una actividad muy divertida es recorrer la ciudad buscando los famosos traboules, unos pasadizos que comunican calles y patios, funcionan como atajos. Por su conservado centro histórico la ciudad fue nombrada como Ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad. ¿Qué ver en Lyon? Entre la lista de sitios imperdibles se encuentran los anfiteatros romanos junto con la Basílica de Fourvière la cual llama la atención por sus mosaicos y hermosas vidrieras. Más de un millón y medio de turistas la visitan cada año. La vida cultural en Lyon es importante, por lo que es una buena oportunidad disfrutar de la Ópera Nacional, de los teatros con sus espectáculos de danza y la orquesta nacional. Existen varios museos interesantes para recorrer como el de Bellas Artes o el museo de los tejidos. También hay museos donde se puede conocer más sobre la civilización romana. Se suman a las propuestas turísticas de Lyon visitar los viñedos y disfrutar de la gastronomía de la ciudad. En Lyon se encuentran varios restaurantes que tienen estrellas Michelín, lo verdaderamente esencial para quien desee conocer a fondo la gastronomía local es la visita a un bouchon, se trata de bistrós de cocina tradicional done se sirven platos típicos los cuales están acompañados de buenos vinos y quesos de la región. Un importante evento que tiene lugar en Lyon es la Fiesta de las Luces, una celebración que viene realizándose desde el año 1852. La fiesta se inicia el 8 de diciembre en conmemoración a la Virgen María. Durante esta fecha los principales monumentos, edificios, parques y ríos de la ciudad son intervenidos por artistas especializados en la cuestión audiovisual, a través de las luces, los colores y los sonidos cuentan una historia. Los alrededores de Lyon A 33 kilómetros de Lyon se encuentra Pérouges, la llamada "ciudad sin rey" se trata de un sitio enclavado en la cima de una pequeña colina. En el pasado estuvo ocupada por una comunidad de tejedores que vivía en mansiones medievales. Es sorprendente recorrerla ya que se encuentra intacta. Otr sitio para recorre es Plaine de Bresee, donde se encuentran varias granjas típicas de la región. También se pueden visitar viñedos como el Beaujolais. Datos útiles La entrada a la mayoría de las atracciones es gratis el primer domingo del mes. Los platos en los restaurantes pueden variar, en lugares económicos pueden salir menos de 25 euros mientras que en restaurantes gourmet un menú a la carta puede estar entre 100 y 150 euros. Hay opciones para todos los presupuestos. La mejor época para ir es durante los meses que van de mayo a octubre. Para encontrar los mejores bouchon (actualmente son más de veinte) se debe buscar a las etiquetas de Authentique Boucon lyonnais las cuales son otorgadas por una asociación especializada en la cuestión. Lyon city card es una tarjeta que por un precio fijo permite la entrada a varios museos y lugares de interés, además incluye acceso gratuita al transporte público y descuentos en tiendas. Los precios de la tarjeta dependen de la cantidad de días a utilizarla. Importante! Comprar la tarjeta por Internet es más barato que comprarla al llegar. Se puede recorrer la ciudad a modo de excursión de un día para conocer Lyon y sus alrededores. Otra alternativa es alojarse en la ciudad para conocer más sobre su cultura, historia y gastronomía. Si visitás Lyon con tiempo no te podes perder el simulador de carreras, el cual te permitirá sentirse como un verdadero piloto a bordo de un coche de Fórmula 1.