Toda la actividad

La Actividad Receinte se auto actualiza   

  1. Antes
  2. En una de las islas está la fortaleza de Kuressaare, que está en la lista para obtener el título de patrimonio de la humanidad. He leído que las islas del Mar Báltico tienen muchos bienes culturales, como danzas, comida y vestimentas típicas bien conservadas.
  3. He estado en Oporto y Guimaraes y no puedes perdértelos, ambos valen la pena. Oporto es más grande, pero lo bonito es el centro y no te toma tanto tiempo visitarlo. Lisboa sí que tiene más cosas.
  4. Otra ciudad famosa es Durban, también en la costa. Desde la copa del mundo se remodeló y ahora luce muy bien. Es perfecto para practicar surf.
  5. Es bueno siempre hacer un presupuesto diario para saber cuánto más o menos estamos dispuestos a gastar en comida. Además en los mercados se encuentra también buena comida local.
  6. Creo que es hora de empezar a planear un viaje por el sureste asiático, me han dicho que es hermoso y barato. Tengo muchas ganas de ir a Phuket, muchos amigos han estado y me hablan maravillas!
  7. Wow, qué buena pinta tiene esa ciudad. La verdad es que creo que no es tan famosa. La gente prefiere ir a Roma, Florencia y Venecia, pero qué bueno que hiciste una escala para conocerla!
  8. Tartu es la segunda ciudad más grande y tiene mucho que ofrecer. Está lleno de edificios históricos, quizá no tan pintorescos como Tallín, pero conserva las diferentes etapas que ha vivido el país.
  9. Si vas en una buena época del año puedes visitar Algarve. Es un destino de playa con acantilados, muy famosos para los surfistas. Pero sólo conviene de primavera a verano, porque después el agua es algo fría.
  10. Puedes tomar Salta como la ciudad base, pero es verdad que las distancias no son tan cortas. Así que opino que te vayas moviendo conforme viajes. Además cada pueblo y ciudad tienen campings y hostales baratos muy cómodos. Y sobre el verano, la verdad que Salta es algo calurosa, pero el resto es incluso frío, porque se encuentra en la Quebrada. Sigue siendo clima de montaña.
  11. Una buena idea sería aprovchar el viaje para pasarse a otro país. Los safaris de Botswana son muy vistosos también. O el desierto de Namibia, tiene muchas actividades deportivas y en la naturaleza interesantes.
  12. Es muy bueno combinar Tailandia con todo el sudeste asiático. Camboya, Vietman, Laos. Además todos son países muy accesibles. Y la comida! Debe ser exquisita
  13. Muy buenos tips. Es muy cierta la diferencia entre Latinoamérica y Europa en cuanto a la comida y los precios. Yo casi siempre prefiero comer en la calle que en un buen restaurante.
  14. Perdón, pero leo el título y me viene a la mente un spagetti a la boloñesa jaja. Pero parece que sí se come muy bien allí no?
  15. Del álbum Tailandia

  16. Del álbum Tailandia

  17. Del álbum Tailandia

  18. Del álbum Tailandia

  19. Del álbum Tailandia

  20. Del álbum Tailandia

  21. Una capital vertiginosa, ciudades en el norte ubicadas cerca de montañas y un gran conjunto de islas son algunas de las tantas propuestas que ofrece Tailandia. Tailandia, uno de los países que figura en la lista de exóticos, es una perfecta combinación de flores, budismo, respeto, sabores intenso, lluvia, calor... Es un país bastante poblado, tiene 69 millones de habitantes, de los cuales 12 millones viven en la capital. Existen varias religiones... budistas, musulmanes, católicos e hindúes. A la hora de planificar una visita es importante tener en cuenta que entre julio y septiembre llueve demasiado. Algunas de las propuestas turísticas de Tailandia son... Una ciudad de templos, palacios y mucho movimiento: Bangkok Bangkok es una ciudad intensa donde se pueden encontrar 320 templos además de una gran cantidad de palacios deslumbrantes. Uno de los más destacados es el Palacio Real, se trata de un conjunto arquitectónico formado por edificios utilizados como sede real desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. Es una ciudad de mucho movimiento, con autopistas gigantescas que por momentos pueden atascarse de vehículos, pese a ello no se escucha ningún bocinazo. Es interesante mencionar que es una ciudad en expansión, ya que cuenta con sistema de trenes elevados además de líneas de subte. Uno de los puntos imperdibles de Bangkok es pasear por la Avenida de los Reyes, es una réplica de Les Champs Élysées. Sobre esta avenida se encuentra el Museo Nacional. Siguiendo con la lista de lugares para conocer, se encuentra el famoso templo Wat Pho es muy famoso debido a que en su interior se encuentra el gran Buda reclinado, una figura que llama mucho la atención por tener unos 46 metros de largo y 15 metros de altura. Tailandia es sinónimo de templos... Otro de los templos que vale la pena visitar es el de Wat Arun su nombre significa Templo de la Aurora o Templo del Amanecer. La isla de Phuket La isla más conocida, la más grande y la que mayor cantidad de turistas recibe es Phuket, se encuentra conectada con la península tailandesa por carretera y también cuenta con un aeropuerto. Es la meca del turismo de sol y playa, es posible encontrar una gran cantidad de importes hoteles resort, actividades nocturna. Chiang Mai Otra de las ciudades que vale la pena visitar es Chiang Mai, se encuentra en el norte de Tailandia en una zona montañosa. Allí se pueden ver vestigios del pasado como murallas además de templos budistas. En la parte nueva de la ciudad existen tiendas de modas, sofisticadas galerías y una gran variedad de restaurantes y café. Entre los platos característicos del lugar se encuentra el plato llamado khao soi, fideos en curry. En algunos restaurantes se ofrecen shows musicales. Pattaya En la costa este del Golfo de Tailandia se encuentra Pattaya, una ciudad muy popular por sus playas. Años atrás fue simplemente una tranquila aldea pesquera, en la actualidad es un lugar muy animado con centros hoteleros, condominios, centros comerciales y clubes. Las playas son además escenarios perfectos para la práctica de deportes y paseos en motos de agua. Datos útiles para planificar un viaje por Tailandia El país tiene tres estaciones, el verano con altas temperaturas, entre 30º y 40º, de marzo a junio la época más lluviosa y el invierno (el cual se caracteriza por ser suave en cuanto a las temperaturas) de nombre a febrero. Esta última es la época considerada como temporada alta. Es importante verificar, si se necesita visa y vacunación contra la fiebre amarilla, esto dependerá del país de origen. Los templos por lo general cierran a las 17:00 horas. Otro dato... es necesario cuidar las monedas y guardarlas. En algunos lugares se debe pagar por utilizar el baño. La moneda oficial es el Bhat. Es posible cambiar euros y dólares por moneda local. Generalmente los locales comerciales aceptan tarjetas de crédito. Tailandia es un país seguro e ideal para cualquier tipo de turismo. Es un buen destino para planificar un viaje en pareja, luna de miel, disfrutar con amigos o por qué no, tomar la mochila e iniciar el primer viaje sólos, el sudeste asiático es muy popular para los mochileros por sus precios accesibles. Puede afirmarse que es un país económico, los restaurantes tienen buenos precios, las entradas para los sitios de interés son bastante accesibles comparadas con otras entradas del resto del mundo. Otro de los motivos por el cual planificar un viaje a Tailandia es por su gran variedad de propuestas,tiene una interesante oferta cultural, de naturaleza, mercados, compras, islas, playas paradisíacas y mucho más. La cordialidad de la gente se suma a los motivos por el cual planificar un viaje, es un destino muy amigable con el turismo, con gente dispuesta a ayudar a los turistas a pesar de las barreras idiomáticas.
  22. Encontrar el mejor lugar para comer sin gastar mucho dinero es algo difícil de lograr cuando viajamos. Y sinceramente la mejor comida siempre dependerá de nuestros gustos. Pero he aquí algunas de las cosas que he aprendido. Comer en la calle no es una experiencia gourmet, pero nos ahorra mucho dinero. La mejor manera de ahorrar es ir a los mercados. Así estemos en América Latina o Europa, los mercados nos ofrecen siempre productos locales y buenos ingredientes si queremos cocinar nosotros mismos. Aunque cabe decir que los mercados no funcionan de la misma manera en Europa que en América. Una cholita vendiendo truchas fritas en las calles de Copacabana, Bolivia. La mayoría de las ciudades y pueblos en Latinoamérica tienen un mercado central, o en cada vecindario un mercado local que abre todos los días desde muy temprano hasta casi llegada la noche. Los productos serán casi siempre más baratos que en un supermercado y de procedencia auténtica. Es decir, de las granjas más próximas. A diferencia de lo que muchos temen, las carnes, frutas, verduras y demás productos no son de mala calidad. Simplemente no tienen tantos químicos que el resto. Así que un plátano puede ponerse negro en dos días. Personalmente, eso me da más confianza que un plátano que nunca envejece. Mercado de Arequipa en Perú. En Europa, al contrario, no suele haber siempre un mercado principal. Las grandes centrales de abasto están regularmente alejadas de la ciudad, por lo que es difícil de llegar para un viajero. Pero es común encontrar mercados callejeros (que ojo, no se ponen todos los días ni están hasta la noche) en algunas avenidas o parques de la ciudad. Y allí podremos comprar también muchos productos locales. Cabe decir que los precios no siempre serán más bajos que en el supermercado. A veces es todo lo contrario, serán más caros. Esto es porque los granjeros en Europa están más consternados por una “buena calidad” del producto, por lo que usan más químicos para conservarlos u obtener sellos de calidad. Mercado Les Halles en Lyon, Francia. Por esto puedo decir que en Europa es más barato comprar en los supermercados. Cadenas como Lidl o Carrefour pueden encontrarse en muchos países, y su marca propia es siempre la de los precios más bajos. Si queremos probar los platillos locales en América Latina o Asia, por ejemplo, el mejor sabor lo encontraremos también en los mercados, o en algunos puestos callejeros, como las empanadas en Argentina, los tamales en Perú, las arepas en Colombia o los tacos en México. Una "tlayuda" en un mercado mexicano. Pero en Europa no suele ser así. No existen casi los vendedores ambulantes, salvo algunos como las crepas en Francia, los bratwrust en Alemania o las castañas durante el invierno. Y los mejores platillos los hallaremos siempre en restaurantes. Y tendremos que pagar normalmente un precio alto. Un costoso almuerzo en un restaurante de París. Un bratwrust caliente en las calles de Heidelberg es un buen y barato almuerzo en Alemania. ¿Qué recomiendo yo? Podemos siempre probar la comida local evitando costosos restaurantes. Quizá tendremos que aguantarnos las ganas de un steak a la fiorentina en Florencia o un pato a la naranja en Francia. Pero si elegimos la comida más sencilla será siempre más económico, como las tapas y pinchos en España, la repostería en una pâtisserie de Francia, las salchichas en un mercado alemán, fish and chips en Inglaterra y, claro, una pizza y un gelatto en Italia. Una pizza Margherita por sólo 4 euros en Nápoles. Un buen tip es hablar siempre con estudiantes locales. Los estudiantes en todo el mundo tienen siempre una constante: son más pobres y encuentran la mejor forma de ahorrar y comer bien. Un asado hecho por estudiantes argentinos en Salta. Así, nos dirán cuál es la taquería más rica y barata en México, la mejor peña para ir de fiesta en Argentina, las tapas más grandes y baratas en Granada, las papas fritas más pedidas en Bruselas. Un bocadillo de bacalao y una pinta de cerveza en Oporto, por sólo 2 euros. En Europa también hay lugares estilo cafeterías que ofrecen descuentos a estudiantes mostrando su credencial. Así que si tenemos cualquier tarjeta que nos acredite como uno ¡funcionará!
  1. Cargar más actividad