• AlexMexico
    AlexMexico

    Tren VS autobús

    Por alguna razón, en México ya no hay tren de pasajeros, salvo el tren del Tequila en Jalisco y el del Chepe en la Sierra Madre Occidental. Y pronto abrirá la línea histórica El Jarocho, de la Ciudad de México a Veracruz. Y en la mayoría de América Latina la situación es parecida. Nuestras opciones se han reducido a vuelos internos, autobuses y coches particulares. Los trenes son casi reservados a línea turísticas.

    Así que es normal que muchos latinos sueñen con un viaje en tren por Europa. Y una idea bastante errónea es pensar que es la opción más barata.

    Un viaje en tren es lindo. Es exquisito. Los asientos son cómodos, suele haber menos gente a bordo, tienen conexiones en todo el país, y con el espacio Schengen, la movilidad entre países es muy fácil. No hay tanto movimiento, no hay tráfico, es más seguro, más rápido y más puntual. Y todo ello, amigos míos, hace al tren la opción terrestre más cara para desplazarse de una ciudad a otra.

    Los trenes en Europa dependen de una sola empresa nacional por cada país. Renfe, en España, SNCF en Francia, SBB en Suiza, Deutsche Bahn en Alemania, etcétera. Eso quiere decir que no tendremos, al contrario de los buses, varias opciones para elegir. Aunque ello hace más fácil cotizar costos, ya que todo lo haremos desde su sitio web o su aplicación móvil.

    Pero existen varios tipos de trenes. Los de alta velocidad (usualmente los más caros), los regionales, los intercity… y cada uno suele tener un costo distinto.

    Así, por ejemplo, en Francia los trenes de alta velocidad (TGV) cambian de precio según el horario o la fecha, mientras los regionales (TER) suelen tener el mismo precio todo el tiempo, excepto por horarios pico o temporadas altas.

    Además de primera y segunda clase, la mayoría de los países ofrecen diferentes tarifas por la edad o situación del pasajero (adulto, tercera edad, niño, joven…). Pero habrá que investigar antes si es necesario pagar o no una tarjeta de reducción. En Francia será necesario pagar 50 euros por una carta joven (hasta los 26 años) válida por un año, mientras en Bélgica no tendremos que pagar nada, ya que tendremos descuento del 30% solo por ser menores de 26.

    Pero aun con reducciones sobre la tarifa completa el tren sigue siendo casi siempre más caro que el bus.

    Empresas como Ouibus en Francia, ALSA en España y Polskibus en Polonia ofrecen precios realmente bajos, sobre todo si se compran con anticipación. Pero la empresa de buses lowcost por excelencia es Flixbus, una compañía alemana que se ha convertido en la más demandada, al menos en Europa occidental.

    Con ellos he viajado hasta 200 km a partir de 10 euros. Nada comparado con los 30 que podríamos pagar con un tren sin compra anticipada.

    Los precios de Flixbus no suelen aumentar conforme se acerca la fecha de partida. Pero hay que intentar reservar para no perder nuestro asiento. Pero algo que debemos saber es que las estaciones de buses no son como en Latinoamérica. Este tipo de empresas aparcan en un estacionamiento (a veces sin techo) y a veces un poco lejos de las estaciones de tren, aunque nada exagerado.

    No obstante, la mayoría ofrecen enchufes eléctricos y wi-fi abordo, perfecto para el momento en que nuestro móvil se queda sin batería. Y si son trayectos largos, suelen hacer una parada para comer.

    Otra desventaja es que Flixbus hace muchas escalas en el camino, y el tiempo de viaje se prolonga mucho más que en un tren. En repetidas veces he tenido retrasos, aunque tienen que ver más con congestionamientos en la carretera o accidentes.

    ¿Qué recomiendo yo para planear un viaje en Europa? Siempre cotizar antes todas las posibilidades y elegir la más cómoda a nuestro tiempo y presupuesto. Una buena opción es hacerlo en goeuro.com, donde podremos comparar buses, trenes y vuelos entre los destinos que elijamos.

    Un buen tip es que Flixbus hace muchos viajes nocturnos, que aunque suelen ser pesados para muchos, nos conviene para ahorrar una noche de alojamiento. Solo tengan cuidado de no llegar a las 3 de la mañana a Múnich y tener que hacer una escala de dos horas. Menos mal que encontré un McDonald’s 24 horas para refugiarme del frío de la madrugada.

    3


    Conéctate para seguir esto  
    Seguidores 0
    Conéctate para seguir esto  
    Seguidores 0


    Comentarios de los usuarios


    Todo es verdad. A mí me gusta mucho viajar en tren, pero me viene mejor casi siempre pagar el blablacar o un bus. Los trenes se han vuelto muy caros.

    0

    Compartir este comentario


    Enlace a comentario
    Compartir en otras webs

    A mi me gusta mucho viajar en tren! Es mucho más cómodo que los colectivos y más práctico que los aviones. Quizás lo incómodo es transportar mucha cantidad de equipaje, pero tiene muchas ventajas!!

    0

    Compartir este comentario


    Enlace a comentario
    Compartir en otras webs

    A mi me encanta viajar en avión, aunque esté en Europa o en lugares donde haya buenas conexiones. Es que me parece super interesante conocer los aeropuertos! Pero es verdad que demandan más tiempo.

    0

    Compartir este comentario


    Enlace a comentario
    Compartir en otras webs

    Sí, es verdad. Los vuelos demandan mucho tiempo. Además, transportarse de la ciudad al aeropuerto es tardado y caro. Lo mejor es tomar vuelos cuando sean distancias largas. Para las cortas es preferible los buses o trenes.

    0

    Compartir este comentario


    Enlace a comentario
    Compartir en otras webs


    Registrate o Inicia Sesión para comentar

    Necesitas estar registrado para poder publicar un comentario

    Crear una cuenta

    Registrate para crear tu cuenta en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


    Registrar una nueva cuenta

    Iniciar Sesión

    ¿Ya tienes una cuenta? Inicia Sesión aquí.


    Inicia Sesión ahora